Revista Interuniversitaria Pedagogía Social

miércoles, julio 15, 2015

Próximo curso a desarrollar en las Jornadas de Tiempo Libre- Buenos Aires- Argentina





CON LA LÚDICA ES POSIBLE


…” después de que inventamos el sentido, de ver que lo imposible es relativo,  explotaron las ganas en el pecho, los miedos se escaparon por el techo”………..

Relativo- Damián Salinas


El juego es una forma de explorar el mundo, de buscar y de encontrar. Traduce una actitud psicológica directamente vinculada a la imaginación y a la capacidad creadora, ya que pone a prueba nuestras aptitudes para la resolución de situaciones inesperadas, para la invención e instrumenta nuestra capacidad de establecer estrategias.

En tanto esto creemos que el juego y el jugar son el vehículo para lograr toda posibilidad de expresión, de creatividad y fundamentalmente de libertad. Concretamente desde nuestra experiencia cotidiana concebimos al juego como una práctica de libertad y hacia la libertad.
Jugar es una cuestión de actitud,  una actitud lúdica. Esta deviene en una forma- postura  frente a la realidad de desinhibición, de animarse,  de riesgo frente a lo nuevo, de encare a la convivencia.
Para animarse a jugar se debe poner en juego la mente, el cuerpo y la sensación de que somos más que esas dos cosas; en la medida que se pueda hacer a menudo, en un clima de respeto, de circulación de afectos y libertad, se irá dando paso a la conformación de la capacidad lúdica. A partir que esta se constituya, desde el re-encuentro con el jugar por parte de los sujetos, devendrá en un nuevo y mejor posicionamiento hacia un cambio de lo social desde lo micro hacia lo macro. Desde esta certeza nos ubicamos, convencidos y convencidas que somos estando y jugando, generando cambios y revoluciones en el tiempo, el espacio y en las subjetividades propias y las de los otros.

Desde esta postura nos planteamos ser acompañantes sostenidos en lo HUMANO y en tres aspectos fundamentales que  lo constituyen a la hora de proponer el juego, el jugar y las condiciones para desarrollar la capacidad lúdica:

Lo ético                                 lo estético                            lo político


Del Educador y la Educadora:

En un ámbito pedagógico enmarcado por la impronta de la lúdica, necesariamente el Educador y la Educadora deberán embarcarse en un viaje itinerante. Ser Educadores itinerantes será indispensable en un proceso de acompañamiento educativo. Seremos buscadores de nuevas estrategias y constructores de nuevos significados a través de la generación de redes vinculares lúdicas.
Ser itinerantes pedagógicos desde lo lúdico con la Lúdica como nave insignia significa poner en juego más que nunca nuestra subjetividad para compartirla y a su vez para transformarla. Los Educandos deberán ser invitados  provocativamente a participar del desafío de aprender con otros siendo participantes expresivos en camino al protagonismo. Este proceso será el gran viaje que todos y cada uno debemos emprender para llegar junto con otras disciplinas a la mayor humanización posible en el marco natural sin perdernos de vista como parte y no como  centro.

“Con la Lúdica es posible, pero sola no puede.”


De la Dinámica del Curso:
El que desee participar deberá traer consigo estos cuatro conceptos: placer, posibilidad, creatividad y sorpresa, cada uno de ellos cargados de sentires, experiencias y sabores.

El curso se desarrollará a través de la vivencia y de juegos y formas de jugar con la consecuente reflexión y propuestas de las distintas producciones y escenas que se generen.


la imagen corresponde al blog: http://cosasmenudasmenudascosas.blogspot.com/

No hay comentarios: